Siria; párroco franciscano secuestrado por al Nusra

 
Artículo original en: (http://vaticaninsider.lastampa.it/es/en-el-mundo/dettagliospain/articolo/siria-syria-jallouf-36773/)

La Custodia de la Tierra Santa: desde el domingo no hay noticias sobre Hanna Jallouf, sacerdote en el valle del Orontes; fue capturado, además de algunos parroquianos, por milicianos yihadistas

GIORGIO BERNARDELLI
ROMA

parroco_siria_44341

EL PADRE HANNA JALLOUF

En el norte de Siria, un párroco franciscano está en manos de las milicias islamistas de Jabat al Nusra y no se tienen noticias suyas. Lo denunció desde Jerusalén la Custodia de la Tierra Santa, de cuya comunidad depende. El sacerdote se llama Hanna Jallouf y es el párroco de Knayeh (Qunayeh) en el valle de Orontes, histórico sitio de la presencia cristiana en la Siria septentrional, en la frontera con Turquía.

Además del padre Hanna, refiere la Custodia de la Tierra Santa, entre el domingo por la noche y el lunes por la mañana, fueron secuestradas varias personas de la localidad cristiana, mientras las monjas franciscanas del convento se habían refugiado en las casas de algunos vecinos. «No sabemos en dónde estén ahora el padre Hanna y sus parroquianos, y, por el momento, no tenemos ninguna posibilidad de ponernos en contacto ni con él ni con sus secuestradores –se lee en una nota de la Custodia de la Tierra Santa. Recemos por él y por las demás víctimas de esta guerra insensata». La noticia del secuestro fue confiramada por la agencia Fides, gracias al vicario apostólico de Aleppo, Georges Abou Khazen, también fraule menor.

Los testigos dijeron que se habían llevado al párroco y a otras personas miembros de las milicias de Jabat al Nusra, la formación islámica que representa al brazo armado de al Qaeda en Siria. Preocupa particularmente que en las últimas semanas algunos líderes de al Nusra hubieran expresado la intención de formar un frente único con el Estado Islámico (EI), para superar la “competencia” en la que se oponían ambas formaciones. La acción de estas horas en Knayeh parecería indicar que esta alianza «contra los cruzados», como la definen ellos, las comunidades cristianas locales se encuentran nuevamente en la mira.

Y no hay que olvidar que en el valle de Orontes hay una comunidad cristiana de antiquísima historia en Siria. «Según la tradición –contó hace algunos años el padre Hanna Jallouf en una entrevista con el sitio terrasanta.net–, san Pablo, después haber tenido la noticia y la alegría de poder convertir a los helénicos al cristianismo, se dirigió a Jerusalén por Antioquía. Entonces había tres caminos que conectaban Apamea con Antioquía. Uno era el camino militar hacia Aleppo, otro pasaba cerca del curso del Orontes (pero debido a las lluvias no se podía transitar por seis meses) y el tercero pasaba justamente detrás de esta colina. Sin duda, san Pablo pasó por aquí, evangelizando estas tierras. Es decir, somos claramente descendientes de los primeros cristianos convertidos por el Apóstol misionero».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: